jueves, 1 de septiembre de 2011

Becerrada para peñas en Villalpando

Los últimos serán los primeros, ese podria ser el titular, pues la última cuadrilla actuante fue la vencedora.
Noche veraniega en Villalpando, este año como novedad en sus fiestas se incluia una becerrada para peñas en su programación, como era de esperar en tierra del maestro Sanchez, hay una cantera de aficionados que con mas empeño que oficio se las vieron a 4 añojas, dos de ellas de pelaje cárdeno, la primera de ellas la mas grande de todas, y las 3 restantes de un tamaño inferior, todas ellas revoltosas como es de esperar en esa edad.
Las 4 peñas actuantes dejaron muy buen sabor de boca, se notaba en algunos las horas anteriores de entreno que llevaban sobre el cuerpo, y no es para menos cuando tu debut es ante un publico tan exigente como son tus propios amigos, vecinos y compañeros de peña, con mas o menos acierto vimos pares de anderillas de todo tipo pictórico, algunos defrente, otros al quiebro, otros simplemente dejando los palos sobre el lomo como buenamente se podia para salir airoso de ese mal trago, sudaron la gota gorda hasta ver acabada la faena, aunque todo esfuerzo tiene su recompensa y asi lo premió el publico con sus aplausos, otorgando la puntuacón final a cada peña actuante.
"El Pedal" se hizo con el primer premio, un jamón iberico del que darian buena cuenta en dias posteriores, seguidos de cerca por la peña "Llámalo X" quién dejó naturales dignos de un torero de alternativa, aunque en esta ocasión fuera la primera vez que cogia los trastos, otorgandoles un jamón serrano, el tercer puesto fué a las manos de la peña "En el Chasis" quien recibió un lomo y un buen caldo de la tierra para refrescarse tras la faena, y en último y no por ello menos importante, quedó la peña "Kapikua" que recibieron un queso, abrieron plaza y se enfrentaron a la becerra mas grande y dificil, algo que el respetable no tuvo muy en cuenta....
Lo mas importante era divertirse y divertir a la gente y peñistas que presenciaron el espectáculo para los que también hubo premio, un jamón a la peña que mas animó durante todo el festejo, no pararon de gritar, saltar, bailar e incluso atreverse con la ola y paquito el chcolatero sin mediar en el premio final. A buen seguro es la primera que no la última que se celebrará, ya que todo el mundo salió de la plaza con una sonrisa, sabiendo que hay cantera torera y habiendo pasado un agradable rato entre olés y risas que hacen a uno empezar las fiestas de la mejor manera posible.